¿Por qúe es necesario sentarse para investigar?

Los dietistas-nutricionistas somos jóvenes en una profesión joven. Es necesario un espacio de encuentro en el que compartir libremente ideas, inquietudes, sueños, propuestas, iniciativas…

Investigar, no es ni más ni menos que descubrir un conocimiento. Este conocimiento ya existe en el mundo, pero permanece oculto ante nuestros ojos hasta que, de alguna manera lo encontramos. 

Esta búsqueda de conocimiento requiere no solo esfuerzo, sino también diversidad de ideas, salir de la zona de cónfort, arriesgar, crear, innovar…

Todo ello es más fácil y llevadero en espacios promotores de ideas, generadores de motivación e ilusión por iniciar un proyecto o sumarte al de algún compañero.

Además, la investigación no es tarea fácil pues para descubrir ese conocimiento es necesario formular hipótesis que a priori no sabemos cómo resultará. Investigar, implica equivocarse, aprender a equivocarse y aprender de las equivocaciones. En este sentido, la comprensión, el debate, el consenso y el diálogo adquieren un papel fundamental para avanzar en la ciencia.

Considero que el CoJIIN no solo ofrece un espacio en el que ayudar a avanzar en ese camino lleno retos. El CoJIIN ofrece un espacio, un tiempo y una herramienta para generar una red de posibilidades gracias a la participación de personas en la misma situación, con situaciones similares.

 Favorece la visibilidad de los jóvenes investigadores y la creación de relaciones entre los que queremos dedicarnos profesionalmente a la investigación en nutrición. Porque ser científico, no es una carrera fácil, no es un camino sencillo. Sin embargo, los resultados y las aportaciones que puedes hacer al mundo van a ser únicas, importantes y eternas. ¿Qué mejor recompensa?

La ciencia al fin y al cabo, la construimos todos, sumando nuestros esfuerzos a los que nos precedieron y regalando nuestro esfuerzo a los que vendrán para que por ellos mismos puedan avanzar. Ser científico implica ser generoso, ser constructivo, formar parte de un ecosistema en el que reconocemos que avanzar, depende de todos.

En definitiva, dedicarse a la ciencia significa compartir tu conocimiento y tu experiencia, a partir del conocimiento y la experiencia de los que te precedieron. Del mismo modo, significa tener la oportunidad de influir y enseñar a los futuros investigadores que están por llegar. Hacer ciencia implica recoger el sueño de otros y continuarlo, dejándolo a punto para que otros vengan y continúen en la búsqueda de sus sueños a partir de los tuyos.  ¿Y tú? ¿Cuál es tu sueño?¿Qué te gustaría aportar al mundo?


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *